IGLESIA SAN PEDRO

La Basílica Menor y Convento de San Pedro, por la Compañía de Jesús a partir del siglo XVI, es uno de los más importantes complejos religiosos del Centro Histórico de Lima, ubicada en las intersecciones de las calles Azángaro y Ucayali. El recinto está bajo la tutela de la orden de los religiosos Jesuitas.

La Iglesia de San Pedro, fue por tradición hasta hace unas décadas el templo de la aristocracia limeña. Fue construida por los jesuitas con el nombre de San Pablo, e inaugurada su tercera versión, la actual, en 1638. Cuando llegaron por primera vez al Perú los jesuitas en 1568, fueron alojados por los miembros de la orden de los dominicos, instalándose luego el mismo año 1568 en los solares en que existe actualmente el complejo religioso, iniciándose su construcción este año de 1568 sobre un terreno de 150 pies de largo por 30 de ancho, su construcción inicialmente fue simple, siendo sus servicios religiosos muy concurridos. Asistían los españoles que estaban viviendo en la ciudad y decenas de indios que se congregaban en su gran atrio de tierra. Su primer templo fue tan modesto que los vecinos tuvieron que llevar lienzos, retablos, para embellecer sus muros, sedas para los ornamentos y piezas de plata para la sacristía; de tal modo que el Santísimo se pudiera exponer con decencia.

El templo actual es el producto de la importancia que iba adquiriendo Lima como metrópoli de Nueva Castilla y porque los jesuitas ansiaban una joya que fuera digna de la orden. Tomaron como modelo la planta del templo de Gesù en Roma. En el atrio se encontraba el antiguo cementerio, prueba de ello es que existe una cruz, en el lugar; luego este atrio serviría también como teatrín. Se fue embelleciendo en el transcurso del tiempo.