Lima y su Santa Rosa

El Santuario de Santa Rosa de Lima es de color rojizo combinado con un toque de rosado se asemeja mucho a como si fuera una iglesia, tiene una sola puerta de color marrón y dos torres que coronan su entrada, adicionalmente y de manera resaltante protegida por un vidrio se encuentra una escultura de la santa patrona limeña cargando al niño Jesús: Seguir leyendo Lima y su Santa Rosa

Los relojes de la Catedral de Lima

La catedral de Lima fue edificada en el lugar donde estuvo el adoratorio inka del puma inti y el palacio del príncipe cusqueño Sinchi Puma, descendiente directo del Inka Sinchi Roca.

Al fundar Lima Francisco Pizarro destinó un solar a la iglesia (que él dedicó a la Virgen de la Asunción), haciendo que Sinchi Puma renunciara a sus bienes en papel certificado por notario, para que la ocupación del sitio elegido para la iglesia no significara usurpación de dominio.

Francisco Pizarro, en 1535, puso la primera piedra​y cargó, en pública manifestación de fe y humildad, el primer madero para la edificación de la iglesia (primera catedral), la cual se hizo bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, terminándose la construcción en 1538 e inaugurándose el 11 de marzo de 1540 colocándose ese día por primera vez el Santísimo.

Los relojes de la Catedral de Lima son los que primero se hicieron en el Perú, en bronce y latón, por el insigne relojero Tomás de Pimentel. Desde el primer día fue únicamente la esfera del lado izquierdo la que daba la hora, siendo solo un adorno la esfera del lado derecho. Seguir leyendo Los relojes de la Catedral de Lima

La Basílica de La Merced : arquitectura religiosa del Perú virreinal

Basilica de Nuestra Señora de la Merced. Lima, Perú.jpg

 

El recinto, erigido en 1687, contiene en su interior un altar mayor neoclásico en el cual predomina la imagen de la Virgen de la Merced, así como una talla de San Miguel Arcángel. Asimismo allí se encuentra la capilla de fray Pedro Urraca y la tosca cruz de madera que, según los relatos, usó para huir del demonio.

En este lugar y debajo de la tierra reposa el cadáver del siervo de Dios Fray Pedro Urraca de la Santísima Trinidad

La fachada es una muestra acabada del estilo barroco churrigueresco limeño y en su parte central la imagen de la Virgen de las Mercedes aparece en una hornacina, alrededor de la cual se disponen otras. Después del terremoto de 1746 la iglesia fue parcialmente restaurada; en esa época también se reconstruyó la notable portada, que adorna el frontis con sus columnas salomónicas, que es considerada como una reliquia histórica y artística de gran calidad estética. Fue fabricada en una calidad especial de granito original de Panamá, que traían como lastre, piedra usada como peso que se colocaba en el fondo del buque, para favorecer su equilibrio, los galeones que venían a cargar minerales en el Callao. Esta portada tan fina artísticamente tallada en tres cuerpos, se construyó utilizando piedras de color gris y rosadas, formando una combinación que no se encuentra en otros templos limeños. Su única torre, iniciada en 1539, debía ser más alta pero fue rebajada a raíz del terremoto del 20 de octubre de 1687. Seguir leyendo La Basílica de La Merced : arquitectura religiosa del Perú virreinal

Religiosidad Dominicana

Imagen relacionada

En esta basílica está el altar donde se conservan las reliquias de los tres santos peruanos y entre otras imágenes la bella talla de la Virgen del Rosario, declarada Patrona del Perú, y que lleva en sus brazos la imagen de Jesús – Niño de cuyos labios brotaron aquellas frases: “Rosa de mi corazón sé tú mi esposa”. Tenemos el gran crucifijo ante el cual varios testigos vieron elevado en éxtasis a San Martín de Porres.

Este glorioso Convento tiene sus orígenes desde el primer día de la fundación de Lima, la Ciudad de los Reyes, en enero de 1535 con la distribución que se hizo de los diferentes solares de la Capital del Virreinato. Por algún tiempo la única capilla de la ciudad estuvo a cargo de los dominicos; podemos decir que los primeros bautizados en Lima, lo fueron por ellos.

Este Convento alcanzó su máximo esplendor hacia mediados del siglo XVII por los innumerables frutos de santidad y ciencia y por la magnificencia de su edificación. De este Convento salieron 18 obispos, muchos maestros y rectores de la Universidad de San Marcos, y a su sombra se santificaron Rosa de Lima, Martín de Porres, el venerable Martín Barragán, el venerable Salvador Ramírez y otros muchos más.

Aún ahora podemos admirar la belleza de sus claustros y en su hermosa basílica esta el altar donde se conservan las reliquias de los tres santos peruanos y entre otras imágenes la bella talla de la Virgen del Rosario, declarada Patrona del Perú, y que lleva en sus brazos la imagen de Jesús – Niño de cuyos labios brotaron aquellas frases:

“Rosa de mi corazón sé tú mi esposa”. La incomparable Sala Capitular, centro de reuniones culturales y científicas, conserva hermosas pinturas y tallados, y el gran crucifijo ante el cual varios testigos vieron elevado en éxtasis a San Martín de Porres”.

 

El exterior de la iglesia se encontraba cubierto originalmente por almohadillado, tal como se puede apreciar aún en la base del campanario. Una portada primitiva, de dos cuerpos y tres calles, fue labrada en la segunda mitad del siglo XVII. En años posteriores se levantaría una nueva portada a causa de los sismos que destruyeron la iglesia. Seguir leyendo Religiosidad Dominicana