Platos bandera

Ceviche

El delicioso e inigualable ceviche es un plato costero que se origina desde la época pre incaica como primer indicio de la creación de este exquisito manjar. La preparación consiste en el uso de pescado fresco, limón, ají limo, choclo,  cebolla, camote, lechuga americana, yuyo, sal y pimienta al gusto. Su tradicional y respetado nombre solo puede ser degustado en el histórico Centro de Lima.

Suspiro a la limeña

Sin duda alguna, el suspiro a la limeña, que persigue un origen en la cocina peruana del siglo XIX, es tan tradicional y delicioso como el poético significado que la poeta Amparo Ayarza le asignó por el parecido que tiene su sabor al  suave y dulce suspiro de una mujer. El suspiro a la limeña esta preparado a base de manjar blanco, crema espesa de leche, azúcar y y almendras y es motivo de una visita infaltable en cada restaurante o puesto al paso.

Anticuchos

Los anticuchos deben su reputación y sazón al humilde origen creativo de los esclavos en la época pre colombina.  El plato está preparado a base de aceite vegetal, ajo picado, comino, jugo de lima, pasta de ají panca, pimienta molida y fresca, sal, vinagre de vino tinto, cerveza negra, orégano y verduras.  No importa si es sobre las brasas de una carretilla o en la comodidad de un restaurante, siempre se podrá disfrutar su rico sabor.

Causa limeña

Imposible no mencionar este platillo en el menú de un buen comensal peruano, la causa limeña es un platillo que proviene de la época del virreinato y su elaboración se basa en papa amarilla peruana, limón, ají, lechuga, huevo cocido, palta y aceitunas negras. Esta preparación admite diversas variantes, como causa rellena de atún, de pollo, de mariscos u otras variedades de carnes blancas. Además, se sirve con un ligero baño de mayonesa.  No hay que pensarlo dos veces cuando se trate de probar dicho potaje.

Papa a la huancaína.

Un gran representante de la cocina peruana a nivel mundial y un orgullo entre los comensales peruanos, la papa a la huancaína es un plato  elaborado a base de una salsa cuyo secreto se haya en el uso de queso fresco y ají amarillo sobre papas amarillas sancochadas y huevos partidos a la mitad, este plato es servido con una hoja de lechuga y una aceituna morada a modo de decoración.

Fuente: www.wikipedia.com