Un corazón esclavo del buen sabor

Los anticuchos son uno de los platillos mas históricos del Perú, ya que su origen quechua-español se remonta a la época del virreinato, alrededor del siglo XVI. En aquel entonces, los españoles sentían un gran desdén por las vísceras de la vaca, debido a que las consideraban la parte menos noble para comer y, por ello, se las entregaban a los esclavos negros, quienes serian los responsables de la existencia de dicho plato ante la necesidad de alimentarse y la explotación laboral. La elaboración del plato se hace en base a trozos de corazón de res que son arrebozados en aceite vegetal, ajo picado, comino, jugo de limón, ají panca, pimienta molida, sal, vinagre de vino tinto, cerveza negra, orégano y verduras de todo tipo.  En cuanto a la cocción, suele hacerse en una parrilla, luego de empalar los trozos.

A la merced del paladar

El restaurante Raimondi- La Merced fue fundado en la época del virreinato por don Humberto Pasos, quien fue un chef que se formó en Francia y es por ello que dicho establecimiento posee no solo la base de una comida criolla que ha trascendido en el tiempo, sino que posee una influencia de la gastronomía francesa. Ahora bien, el restaurante trató de satisfacer los gustos de aristócratas  yl a clase media limeña, además de los extranjeros que frecuentaban el establecimiento en el Jr. Miroquesada 118 del Centro de Lima.