No mucha felicidad

Sey Chung Siu Wu, dueño del reconocido chifa Salón de la Felicidad en el Centro de Lima, trajo consigo la tradicional sazón de Cantón-China hace más de 20 años para alojarla en la conocidísima calle capón.  La idea de Sey Chung fue innovar con la felicidad que quería lograr en el rostro de cada cliente al comer alguno de sus platos y esta fue la respuesta que dio ante la feroz competencia de chifas en la calle capón. Los insumos frescos y condimentos de la tienda que manejó al llegar a Lima fueron el secreto de su éxito.