El chinito de la esquina

La sanguchería “El chinito” trae su historia y ricos panes de chicharrón o lomito ahumado desde la Lima de 1960 cuando un chinito de nombre Felix Yong inauguró lo que sería, hasta el día de hoy, un emblemático paradero de deliciosos sanguches en el cruce de Jirón Chancay con Zepita. La sanguchería surgió como una gran idea de negocio que se hizo realidad, al inicio, con el traspaso de una bodega en la calle Muelle.

En ese tiempo, cuando nuestros padres aun andaban en uniformes escolares y el Centro de Lima era el principal atractivo de la capital, la familia Yong preparaba deliciosos sanguches con Don Felix al mando de la cocina.  Al pasar el tiempo y miles de rumores sobre lo rico que eran los panes con todo tipo de  relleno que hacía el chinito, se consolidó el nombre actual del restaurante: Sanguchería el chinito.  No hay duda alguna que fueron y son los mejores sanguches y tan es así que hoy en día cuentan con diferentes sedes y una gran reputación.

Según Luis Yong, hijo mayor de Felix Yong, el negocio familiar debe su éxito a la venta de experiencias y emociones que los comensales, ya que el lema de su padre siempre fue hacer felices a los clientes con el arduo trabajo que desempeñaba en la cocina.

La experiencia que tuve de ir a comer a dicho restaurante fue darle la razón a mi padre de que realmente era muy bueno y con sabores netamente peruanos.  No pude evitar disfrutar el aroma del pan con asado y su respectiva chicha morada en compañía de mi enamorada.  La verdad es que es un lugar ideal para compartir con familia o amigos y entender por qué Don Felix hablaba de cocinar con amor y entregarlo entre dos tajadas de pan.

Fuentes:  https://www.youtube.com/watch?v=TTxzxqktLI8

 

 

 

Write a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *