La historia en una esquina

El Cordano ubicado en la esquina de Carabaya y Ancash (al lado del Palacio de Gobierno) y cuyas puertas  reciben  bohemios desde 1905. Perteneció a una familia de inmigrantes italianos (los hermanos Luis y Antonio Cordano), hoy es administrado por los trabajadores quienes son una especie de enciclopedias humanas con mil y una historias por contar como que aquí, a la sombra del Palacio de Gobierno, se planificaron golpes de estado; que los provincianos que llegaban a la ciudad por la estación de Desamparados (preciosa construcción ubicada justo al frente) tenían su primer contacto con Lima en sus mesas; que presidentes como Manuel Odría, Alan García o intelectuales como don Luis Alberto Sánchez y otros se dieron tiempo para venir a probar la sazón de los cocineros, ya es célebre el “Acorazado de bolsillo” (tacu-tacu, con su sábana de lomo montado con huevo y plátano frito) o sus contundentes sándwiches con jamón.

Este bar junto a la zapatería “Vallejo”, la cual pertenece a un sobrino nieto del gran poeta peruano César Vallejo;sigue llegando gente, hay una especie de nostalgia en el ambiente, los pensamientos tienen de fondo alguna carcajada. Los recuerdos del pintor Victor Humareda (quien dejó algunos de sus lienzos como parte de pago) y del poeta Martín Adán (quien escribió muchos de sus poemas en las servilletas de este bar), cuantos personajes que dieron vida a este lugar …

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *